Programas de protección ayudan al cuidado de Cerro Blanco

Author:

Category:

spot_img

    NOTICIAS

    Programas de protección ayudan al cuidado de Cerro Blanco

    Bosque Protector Cerro blanco cuenta con varios programas de manejo, uno de ellos es el de Control y vigilancia, que se trata de tener un personal, equipo de guardabosques que se encuentran ubicados en zonas estratégicas de las 6.078 hectáreas para custodiar el bosque.

    El Bosque Protector Cerro Blanco está expuesto a varias amenazas, por ejemplo, en temporada seca se pueden producir incendios forestales debido a las altas temperaturas. Durante el año, hay cazadores que buscan animales como los monos venados, guatusas y la fauna que pueda ser comercializada para ser usada como fuente de alimentos. La tala de árboles y las invasiones son otras de las amenazas más concurrentes que sufre el cerro. 

    La función de los guardabosques es realizar varios patrullajes, monitoreos de fauna silvestre, poner atención en las amenazas que tiene el bosque y minimizar las posibilidades de riesgo. “Los guardabosques son nuestros ojos, porque el equipo técnico y administrativo no puede estar todo el tiempo en el bosque, entonces son ellos los encargados de cuidarlo”, afirma Tania Ríos, encargada de Gestión y Operación Turística del bosque.

    Según Ríos, los guardabosques permanecen todo el día en la parte superior del bosque, en unas casetas que están acondicionadas con cocina, baños y camas. Aunque actualmente están habilitadas dos por temas de financiamiento.

    En cada caseta permanecen 3 guardaparques y se tienen que quedar ahí cuidando cinco días y cuatro noches, luego ellos bajan y sube otro grupo. Es parte de la rotación, para que descansen y puedan proteger al bosque de las diferentes amenazas.

    La primera caseta es la jaguar, que se sube por el km 22 de Vía a la Costa hasta la parte alta de la cordillera. La segunda, está ubicada por el canal de trasvase, por el sector de Monte Sinaí, donde el principal problema son los invasores.

    “Los guardaparques obviamente no se pueden enfrentar con las personas que tratan de violentar en el bosque, pero si deben informar”, asegura Tania Ríos sobre el actuar de estas personas.

    La policía de medio ambiente también ha apoyado para que personas ajenas al bosque no cometan alguna contravención que atente contra este remanente de 6.000 hectáreas del bosque tropical de la costa ecuatoriana.

    Compatir:

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin

    Read More

    Related Articles